Noticias del mundo del arte
sala-arte-subastas-bilbao-exposicion-2

EL FENÓMENO DEL COLECCIONISMO

Es un hecho innato en la naturaleza humana el hecho de coleccionar, se tienen indicios que ya en la prehistoria los humanos ya desarrollaba algún tipo de colección en torno a lo esotérico. El coleccionismo es el germen de los grandes museos actuales y en sí es la función básica.

Ya en sus escritos, Cicerón (62 a.C. jurista,político, filósofo, escritor, y orador romano, considerado uno de los más grandes retóricos y estilistas de la prosa en la latín de la República romana) mencionó algunas recomendaciones y consejos, entre ellos la colección de conchas marinas porque creía que daban poder de evasión de los problemas cotidianos.

Es mucho después hasta mediados del siglo XIX cuando Marx trata este tema en la escuela de Frankfurt, estableciendo los tópicos más negativos acerca del coleccionista vinculándolo a la clase burguesa, convirtiendo a la obra de arte en mercancía y dándole connotaciones excéntricas y fetichistas al coleccionismo.

Freud, médico neurólogo austriaco y padre del psicoanálisis, una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX también trató el carácter coleccionista, especialmente la arqueología. Ubica al coleccionista en la etapa retentiva, entre los 4 y 6 años, edad con muchas inseguridades y el no querer deshacerse de nada de lo que posee.

La obra de Edward Fuchr: “La historia y coleccionismo” (1937), es una pequeño tratado que aborda la colección exótica y la bibliografía del propio autor, considerando al coleccionista como un personaje obsesivo, megalómano e influido por el pathos griego.

A mediados del siglo XX este concepto comienza a cambiar, autores como el doctor Vallejo-Nájera o  Jean Baudrillard que en su obra El sistema de los objetos, trata sobre la figura del coleccionista; lo ve desde el punto de vista de persona que colecciona objetos sin importancia solo por el echo de ordenar y controlar,  y otro en cambio que si colecciona objetos importantes por lo que lo define como un ser y una personalidad más compleja.

El buy levothroid generic coleccionismo parte de la necesidad de seguridad y existen dos motivaciones fundamentales:

  • Motivación social: El valor de uso, practicidad del objeto y decorativo. También se le identifica con el valor de cambio, es decir, el económico. Todo se puede englobar con el signo de necesidad, de querer proyectar su personalidad y su poder.
  • Motivación individual: Teoría desarrollada por W. Randolph Hearst, se basa en el deseo de posesión no compartido por nadie. También lo relaciona con la auto superación unida a la personalidad obsesiva y excéntrica del coleccionista. Por último , la clasificación personal, es decir, gracias al arte nos conocemos mejor a nosotros mismos.

El “síndrome de Stendhal” fue descrito por la investigadora Graziella Magherini. Es un trastorno obsesivo-compulsivo con la contemplación y captación de la belleza y el arte. Este suceso lo sufrió el crítico Henry Beyle, conocido con el seudónimo Stendhal. En su obra,  “Roma, Nápoles y Florencia” (1817),  realiza una guía de viaje y cuenta lo sucedido en la Basílica de la Santa Cruz de Florencia donde sufrió nauseas, pérdidas de visión, etc, y posteriormente un estado de crisis tras la contemplación del arte y la belleza.

2

Basílica de la Santa Cruz de Florencia, portada principal

 

La figura del coleccionista está muy vinculada a la élite social a lo largo de la historia, aunque desde el siglo XVIII también se le incluye a la burguesía. Se produce la llamada con la democratización del coleccionismo comenzando ventas anónimas y desapareciendo los mecenazgos, además de surgir el coleccionismo institucional o público.

¿Que busca el coleccionista de arte? En un alto porcentaje se busca un arte objetual (posesivo), aunque también se busca una obra original, siempre que tenga una autoría: autor y firma del artista. Debe ser una obra única con un valor antiguo e histórico, pero en cambio no tiene por qué existir relación entre el valor artístico de la obra y el mercado.

En este sentido podemos clasificar varias tipologías de coleccionismo:

  1. Interés especulador/inversor/puro

  • Especulador: Le mueve el interés económico y va a intentar amortizar rápido y agresivamente lo pagado por la obra a corto plazo. Son muy arriesgados e intervienen en artistas emergentes para posteriormente vender como artistas consolidados. La década de los 80 fue dorada para este tipo de coleccionistas, como fue el caso de Charles Saatchi: magnate de las comunicaciones que posee revistas de arte, galerías, etc. “La piel del oso”, fue un grupo de cinco amigos liderado por Auché Level que comenzaron a comprar obras de artistas emergentes en 1904, que posteriormente venderían en 1914 bajo un contrato del 400% de beneficio a su venta.
  • Inversor: Aunque le mueve el interés económico, la venta de la obra de arte es a medio- largo plazo consiguiendo así una rentabilidad moderada. En este caso no es un comprador arriesgado, busca un arte y artistas consolidados porque siempre tendrá una amortización.
  • Puro: Se mueve por su placer estético e intelectual de la obra. No se deshace de la obra generalmente y su colección termina institucionalizándose, como son los casos de Andrew Melom (creador de la National Gallery de Whashington) o S. Guggenheim.

 

1139

 

  1. Obra coleccionada mayor/medio/menor condicionada por la capacidad económica del coleccionista.

  • Mayor: Se mueve en el gran capital artístico. Por norma es una obra única realizada por autores consagrados en la historia del arte. Son compradas en subastas internacionales ya que buscan un carácter excepcional y único de la obra. Normalmente suele ser un coleccionismo corporativo, de grandes empresas/magnates y grandes museos.
  • Medio: Se desarrolla por la alta burguesía y suelen ser obras únicas de artistas emergentes y obras biográficas de artistas consagrados. Suelen ser compradas en galerías nacionales, ferias de arte, galerías internacionales y estudios de artista.
  • Menor: Se da en la burguesía media y por norma general son obras seriadas de artistas emergentes. Casi siempre son compradas en galerías nacionales, anticuarios y mercados de arte.

 

7d2aa9f0a198b840

 

  1. Financiación: público/corporativo/particular

  • Público: Es dada por instituciones públicas y museos fundamentalmente. Es un coleccionismo mayor, el criterio es el valor artístico de la obra pero también puede ser muy conservador y prudente.
  • Corporativo: Se rige por el valor del uso, el signo y el valor de cambio. En Japón en los años 50 con los movimientos del expresionismo de Van Gogh y el expresionismo abstracto de los EE.UU se desarrolló bastante ya que eran estilos influidos por lo japonés.
  • Público: Representado por la alta y media burguesía, que en muchas ocasiones terminaban racionalizándola. En los años 90 los países más potentes fueron Rusia, China e India.

 

1_dsc_1506

Post elaborado por:

Rosario Vera Romero

 

 

¡Compártelo!Share on Facebook

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>